I need a new Barbie doll

No sé si alguien se podrá sentir identificado con lo que voy a decir, seguro que sí. Yo suelo estar pendiente de los lanzamientos de las barbies con meses de antelación, casi años teniendo en cuenta lo retrasado que va el mercado aqui. El caso es que las veo y siento que muchas de ellas han sido hechas para mi (¿habeis sentido eso alguna vez?), cuando las veo en las tiendas me ilusiono (siempre tengo la duda de si llegarán a mi país, donde muy poquitas tiendas las venden) y busco cualquier excusa para volver a verlas, es como si intentase pedirlas que me esperasen, que yo las daré un lugar digno en la vitrina. Entonces me invade la tristeza, y en ese momento comprendo que es posible que aún llegando a las tiendas de mi ciudad tendré que decir adiós a más de una. Una estudiante de periodismo no puede costearse todas las barbies que le gustarían, he de admitir que me siento muy afortunada cuando recibo aliviada una Barbie como regalo, respiro aliviada porque no se me escapa. Hoy sueño con no tener que decirle adiós a ninguna de las barbies que me gustan, con poder mirar mi vitrina sin echar en falta ninguna.

En fin, tengo mono de una Barbie nueva, en esto estoy segura de que muchos os sentireis identificados conmigo 🙂

p.d. tanto calor va a acabar con mis neuronas

Beach

¡Anímate y comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.