Vacaciones rurales

¡Hola a todos!

Por fin me siento frente a la pantalla del ordenador para escribir esta entrada que me hacía tanta ilusión. Como bien sabéis, la semana pasada estuve de vacaciones en un pequeño pueblecito de Ávila en el que mis abuelos crecieron y en el que plasmaron muchos de sus sueños. Es un pueblo como otro cualquiera de los que te encuentras por la zona, pero para mí es muy especial. Siento que allí hay una parte de mí y una conexión especial con mi abuelo, que tristemente falleció hace unos años.

En los primeros viajes que he realizado con muñecas todo parecía fácil. La respuesta a qué muñeca me llevaba era sencilla: Chloé (Sandra era una OOAK y me daba tanto miedo sacarla de casa… cómo cambian las cosas). Pero en la actualidad tengo que admitir que me es un reto decidir a quién llevo y a quién no. Normalmente suelo preguntar pero… El caso es que finalmente se vinieron cuatro barbies (Chloé, Shasha, Baby y Malia) y cuatro Blythe, todas las que tengo (Honey, Mei, Cat y Tabita). Estas últimas me apetecían bastante porque no es que las saque de casa mucho precisamente y allí tendría lugares donde tomarme el tiempo necesario para hacerlas fotos y conseguir que la cabeza no las tirara al suelo jejeje.

Fueron cinco días maravillosos, de esos que respiras hondo, te relajas y recargas pilas. ¿Mi pero? Que creo que podía haber aprovechado más para hacer más fotos. Creía que tenía tiempo y cuando me quise dar cuenta ¡boom!, vuelta a la rutina.

¿Queréis ver las fotos? Sé que sí. Espero que os gusten.

P70404-120741-01P70404-122511-01P70404-130641-01P70404-132647-01P70404-132657-01

Dedicamos gran parte de nuestro tiempo a hacer rutas verdes por la zona, aunque eso no significaba que tuviera un montón de oportunidades para hacer fotos…

P70405-120048-01P70405-121037-01

La casa de mis abuelos, como ya ocurriera el verano pasado me sirvió de inspiración para muchas fotos, en realidad el patio, donde pasamos gran parte de nuestras estancias en esa casa.

FB_IMG_1491746505607-01FB_IMG_1491746515612-01FB_IMG_1491746521237-01FB_IMG_1491746524640-01FB_IMG_1491746551973-01FB_IMG_1491746555988-01FB_IMG_1491746563634-01FB_IMG_1491746567240-01FB_IMG_1491746533806-01FB_IMG_1491746538540-02FB_IMG_1491746543346-01FB_IMG_1491746547902-01P70406-172857-01P70406-174220-01P70406-182135-01

El penúltimo día fue mucho más relajado. Fuimos a visitar una de las viñas que tenemos allí. No fue como yo imaginaba pero… los árboles frutales ayudaron mucho a hacer las fotos…

FB_IMG_1491746470255-01FB_IMG_1491746497584-01FB_IMG_1491746477749-01FB_IMG_1491746486298-01FB_IMG_1491746559316-01P70406-131426-01

Y aquí debería terminar la entrada pero, para los que quieran saber un poco más de mis vacaciones y “la historia” detrás de las fotos…

Algo más personal

El lunes de madrugada (el día que salíamos de viaje) me desperté con un dolor en el ojo increíble, casi sin poder abrirlo y con la visión borrosa. Sí, acabé en urgencias. ¿Diagnóstico? En nuestra lengua, nada técnica, para que nos entendamos: una herida que llega a la córnea. ¿Cómo me lo hice? Ni idea. Pensamos en cancelar el viaje y yo me pensé muy seriamente no llevarme las muñecas porque veía realmente imposible poder hacer fotos. De hecho cada una de estas fotos (y las que hice mal) me han costado muchísimo, no sabéis cuánto. ¿Lo bueno? Que disfruté.

El miércoles decidimos hacer una de las rutas verdes, esta nos llevaba a la presa y más arriba. En realidad, toooodas eran cuesta arriba. Pero lo peor no fue el esfuerzo de la caminata lo peor es que hacía un aire helado con una fuerza que más de una vez pensé que me llevaría a donde quisiera. Fue casi imposible hacer fotos porque era imposible sujetar las muñecas y el móvil y mi cuerpo al mismo tiempo. La primera foto que aparece de Shasha y las primeras de Chloé son de aquel día.

La escalera en la que posan algunas de las muñecas es una escalera muy especial para mí. En ella hemos hecho muchas fotografías familiares. Ya sabéis, por alturas, por edades, generaciones, etc. Definitivamente es “La escalera”.

En cuanto a las fotos en los árboles frutales... Las viñas que no salen en foto porque están recién podadas y no lucen tan bonitas como cuando están con hojas y cargadas de uva, y esos árboles que dan frutos en tamaño reducido pero con sabor concentrado, es en mi opinión, el legado que creo que me dejarán mis abuelos. Ellos crearon todo eso cuando se jubilaron y supongo que no es de locos pensar que allí hay mucho cariño, mucho esfuerzo, mucha ilusión… adoro ir a ese lugar que llamamos El Soto.

Para terminar, quiero hablar de las conchas que se pueden apreciar de fondo en algunas fotos. Esas conchas fueron recogidas una a una en una de nuestras vacaciones de verano a la playa juntos y colocadas ahí con mimo par decorar el patio (ahora hay algún que otro hueco). También las tengo cariño.

Espero que os haya gustado la entrada, un poco diferente a las habituales.

Con cariño,

Rebeca

p.d. No sé si editaré alguna foto más. En cualquie caso podréis verlas todas en mi Instagram

Imágenes vía Una Vitrina Llena de Tesoros

Anuncios

2 comentarios en “Vacaciones rurales”

  1. Me ha encantado!
    Me alegro mucho de q el ojo y el viento te hayan permitido hacer estas fotitos tan divinas y sobre todo disfrutar de estos días.
    Gracias por compartir tu tiempo y tus anhelos con nosotros, yo soy de las q se lee todo-todo-todo. Y me siento casi casi siempre totalmente identificada !

    Me gusta

¡Anímate y comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s