Barbies con los mejores vestidos del cine

Se acaban de elegir los diez vestidos más impresionantes del cine de los últimos cincuenta años. La lista, elegida por el “Daily Mail” la encabeza mi adorada Audrey Hepburn con su Givenchi negro de “Breakfast at Tiffany’s”. Los aficionados al coleccionismo de barbies, y yo creo que por tanto al de la moda, podemos sentirnos afortunados de tener una Barbie luciendo uno de los vestidos más impresionantes del cine hasta en cinco ocasiones.

Audrey Hepburn in Breakfast at Tiffany's
Audrey Hepburn in Breakfast at Tiffany’s
Barbie as Marilyn in the White Dress from The Seven Year Itch
Barbie as Marilyn in the White Dress from The Seven Year Itch
Barbie Doll as Eliza Doolittle from My Fair Lady at Ascot
Barbie Doll as Eliza Doolittle from My Fair Lady at Ascot
Dr. No Barbie Doll
Dr. No Barbie Doll
Grease Barbie Doll
Grease Barbie Doll

Personalmente tengo la suerte de tener al vestido más hermoso del cine en mi vitrina 🙂

Imágenes vía BarbieCollector.com
Anuncios

Twilight invade Mattel

Los seguidores de la saga Crepúsculo están de enhorabuena, sobre todo si son “Barbie collectors”. Como ya lo hicieran Bella, Edward y Jacob, en esta ocasión llegán a nuestras tiendas Alice y Victoria. ¿Se quedará ahi la cosa?

The Twilight Saga Eclipse Alice
The Twilight Saga Eclipse Alice
The Twilight Saga Eclipse Victoria
The Twilight Saga Eclipse Victoria
The Twilight Saga New Moon Jacob
The Twilight Saga New Moon Jacob
Twilight Bella Doll
Twilight Bella Doll
Twilight Edward Doll
Twilight Edward Doll

 

 

 

Mi próxima Barbie

Al menos eso espero, aunque hay muchas otras que no me importaría tener jeje

Barbie Basics Model No. 09 — Collection 001
Barbie Basics Model No. 09 — Collection 001

La importancia de unos buenos zapatos

Lo primero que hago después de sacar la Barbie de su caja (con muchísimo cuidado) es mirar sus zapatos (mi segunda pasión después de las barbies, y posiblemente también después del chocolate jeje). Siempre son distintos (al menos yo he tenido esa suerte). Prefiero los zapatos con tacones altos y finos, frente a los zapatitos planos de mi Barbie coreana. La gran sorpresa en cuanto a calzado se refiere me la he llevado este último año con las dos barbies rusas que ocupan la segunda balda de mi vitrina: ¡botas! Sinceramente yo no estoy muy acostumbrada a ver muchas botas entre las “Barbie Collector”.

¿Y tú? ¿Qué es en lo primero que te fijas al sacar la Barbie de su caja?

Un sueño hecho realidad

Scarlett O’Hara Doll On Peachtree Street — The Drapery Dress

Esta es la historia de cómo conocí a la Barbie  de mis sueños.  La habré contado un millón de veces y hoy te la voy a contar a ti.

Era una niña cuando la vi por primera vez. Era la apertura de un centro comercial en una ciudad próxima a la mia. Recuerdo que aquella tienda de juguetes me pareció enorme, con el tiempo ya no lo parecía tanto (cosas de niños).¿Alguna vez al ver una Barbie habeis sentido que la habían hecho para vosotros? Para mi no podía haber mayor perfección en tan poco epacio, supe al instante qu tenía que ser mia. Se trataba de Escarlata O’Hara con un precioso vestido verde que supuestamente estaba hecho con cortinas (¿cómo un vestido hecho con cortinas puede ser tan hermoso?). Por supuesto, con aquella edad no tenía ni idea de que tenía el rostro de Vivien Leigh ni que ese vestido aparecía en una película. Casualidades de la vida, hoy esa película (“Lo que el viento se llevó”) es mi película favorita. creo que esa Barbie me influenció más de lo que creo. Por aquel entonces yo no sabía lo que costaba ganarse el dinero, mi madre propuso comprarme otras, pero esa no, era demasiado cara para comprársela a una niña que probablemente la habría destrozado jugando, supongo (esa parte la agradezco, habría sufrido mucho con el tiempo viéndola destrozada). El caso es que esa fue la única vez que la vi. Me prometí a mi misma que cuando yo ganase mi propio dinero, sería la primera cosa que comprase.

Pasaron los años y conocí a esa “persona especial” que me hace feliz cada día (he de admitir que sin él mi colección no sería lo que es, y la vitrina estaría más bien vacía). Hace un par de años, una fria mañana de Reyes mi sueño se hizo realidad. La tenía siempre en mi cabeza pero no veía el momento de tenerla, y de pronto, con sólo desenvolver un regalo la tenía entre mis manos. El recuerdo no la hacía justicia, era aún más bonita. Aún no le he agradecido lo suficiente que hiciera mi sueño realidad, ¿pero cómo se puede agradecer algo así? nada es suficiente.

Hoy ocupa un lugar privilegiado en mi vitrina y soy feliz por poder mirarla cada día.

Blog dedicado a Barbie y otras muñecas de colección

A %d blogueros les gusta esto: