Archivo de la etiqueta: manchas poppy parker

Mi historia con Integrity Toys: ¡Mi Poppy se oxida!

¡Hola a todos!

Hace algunas semanas que quiero desahogarme contaros mi última historia con Integrity Toys (IT) pero quería esperar a que esta llegase a su ‘fin’. Os cuento pero antes, para que no os asustéis por el título, os adelanto que tiene un final feliz o al menos un final parecido a eso.

Como os decía, hace unas semanas, una amiga me avisó por privado de que había visto cómo algunas de sus Poppy (de la colección de las espías) se estaban oxidando por las articulaciones y manchando la ropa. Ya os podéis imaginar mi cara de pánico. Ya en su día IT avisó de este posible defecto en el material (y que corrigió en las siguientes colecciones) pero yo pensé que me había librado.

Decidí repasar bien el cuerpo de mis espías y la desagradable sorpresa llegó con la primera, mi favorita, Spy A Go Go Poppy Parker. Como podéis observar en las imágenes, bajo la articulación del pecho hay una pequeña mancha de color ocre que originó, además, una pequeña mancha (valga la redundancia) en la ropa. ¡Menos mal que me avisaron!, recuerdo que pensé, porque yo la tenía en vitrina expuesta y muy probablemente jamás la habría desvestido y no me habría dado cuenta hasta que fuera demasiado obvio.

IMG_5554bx

IMG_5555bx

¿Queréis saber qué hice? Envié estas fotografías a ‘Atención al cliente’ de Integrity Toys esperando, no con mucha esperanza, una respuesta positiva (o simplemente una respuesta).

La sorpresa llegó uno o dos días después cuando no solo recibí una respuesta cordial desde la compañía de juguetes, sino que se ofrecieron a enviarme… ¡un cuerpo nuevo totalmente gratis! Y desde hace unos días lo tengo en casa. FIN jeje

IMG_5859bx

Mis conclusiones de este triste suceso son principalmente dos. ¡Aquí van!

  1. ¿Otra decepción más? Ya os conté todos mis traumas relacionados con mi primer año en el W Club pero que una muñeca tan cara saliese defectuosa no solo colmaba el vaso sino que lo estallaba en pedacitos. Creo que una compañía de la magnitud de Integrity Toys no puede permitirse esas cosas, principalmente porque duele, porque desilusiona y porque hace que pierda ese halo de exclusividad y calidad.
  2. ¿La parte positiva? Su respuesta, rápida, amable y justa (por aquello del cuerpo) hace que aún mantenga la esperanza en IT y que finalmente piense en esto como en una anécdota más que no me amarga sino que me aporta experiencia.

¿Vosotros qué opináis? Y lo mejor de todos, ¿vosotros creéis que seré capaz de cambiar el cuerpo de Poppy? ¡Ya os contaré en próximos capítulos de “Mi historia con Integrity Toys“!

Rebeca

p.d. se me olvidó comentaros que no solo le pasó a la amiga que me avisó sino a más personas y, a diferencia de mí (por suerte), con varias muñecas afectadas (o todas).

Imágenes vía Una Vitrina Llena de Tesoros